¿Qué es la audiometría ocupacional y cómo se lleva a cabo este examen?

Viernes, 15 Diciembre 2017 08:13

La evaluación audiométrica es un examen que mide el nivel de audición que presenta el paciente en cada uno de sus oídos. El objetivo de la audiometría ocupacional es cifrar las alteraciones de la audición por riesgo de exposición a ruidos en el trabajo.

En este sentido, se llevan a cabo dos exámenes de audición: la audiometría base, entendida como la evaluación pre-ocupacional del trabajador que servirá de referencia para evaluaciones posteriores; y la audiometría de campo, evaluación en la que se determinan los umbrales de audición aéreos del lugar de trabajo y que se comparan con la primera evaluación.

Condiciones para aplicar el examen

De acuerdo con la Guía técnica de audiometría del Ministerio de Salud (Minsa), los trabajadores deben cumplir con ciertas condiciones previas a una evaluación de audiométrica. Estas son:

  • Si el trabajador usualmente está expuesto a ruidos de maquinarias, antes de la evaluación debe tener un reposo auditivo de al menos 12 horas.
  • Para la aplicación del examen el trabajador no debe tener afecciones en las vías respiratorias altas, gripe, resfriado u otras patologías auditivas.
  • El trabajador no debe usar zarcillos, aros o aretes en las orejas durante la evaluación.

¿Cómo se lleva a cabo esta evaluación?

Al trabajador se le practica en cada sesión una otoscopia para verificar que sus conductos se encuentren libres y no exista alguna patología.  

A su vez, la propia evaluación audiométrica corresponde al seguimiento de las siguientes instrucciones:

  1. Indicar al sujeto que en cada oído y por separado escuchará diferentes sonidos muy tenues, así como cuál oído será estudiado primero, y que él deberá manifestar cuáles sonidos escucha.
  2. Al paciente se le colocan auriculares y este no debe manipularlos durante la prueba.            
  3. La forma de respuesta de su percepción sonora será oprimiendo el botón de respuesta del equipo o levantando el brazo del lado del oído estudiado cada vez que escuche el sonido.
  4. El paciente no debe hacer movimientos con su cuerpo, esto con el fin de disminuir ruidos ajenos al procedimiento que dificulte su percepción.

Cumplidos todos estos pasos, los especialistas podrán determinar la capacidad auditiva del paciente y cómo actuar en consecuencia. Realizar este examen garantiza la buena salud auditiva del personal. Consulta acerca de nuestro servicio de evaluación audiométrica si necesitas más información.

 

Modificado por última vez en Miércoles, 20 Diciembre 2017 07:51